El proceso de apelación

1.       Asignación
 
El proceso comienza cuando el Segundo Departamento de la División de Apelaciones o de la Sesión de Apelaciones asigna a Appellate Advocates para que represente a una persona en la apelación de su sentencia condenatoria.
 
2.       Obtención del expediente
 
Después de recibir la orden de asignación, el siguiente paso es obtener el expediente en apelación. El expediente incluye un registro literal completo del juicio o del proceso de declaración formal, las pruebas que hayan sido aceptadas como tales en el juicio y cualquier documentación que haga parte del expediente del Tribunal de primera instancia, tales como recursos que hayan sido presentados por el abogado defensor de primera instancia.
 
Lamentablemente, este paso del proceso puede demorarse muchos meses para terminar. Esto se debe a que los taquígrafos deben tipear una copia del registro literal del juicio de conformidad con sus notas. A menudo tienen pedidos pendientes de actas y puede tomar bastante tiempo para que puedan ocuparse de los nuevos pedidos.
 
3.       Conversaciones entre clientes y abogados
 
Una vez que Appellate Advocates haya recibido el expediente, se asignará un(a) abogado(a) al caso jurídico. Ese(a) abogado(a) enviará una copia completa del registro literal al (a la) cliente(a). El (la) cliente(a) tendrá la oportunidad de sugerir cuestiones para la apelación, formular preguntas al (a la) abogado(a) y hablar del caso jurídico.
 
El (la) abogado(a) leerá el expediente completo e identificará posibles cuestiones para la apelación. La selección de estas cuestiones es una parte importante del proceso de apelación. El (la) abogado(a) investiga todas las cuestiones potenciales de manera exhaustiva, eliminando aquéllas que no sean viables, y evalúa los puntos firmes y débiles de aquéllas que sí lo son. Acto seguido, el (la) abogado(a) escoge las cuestiones que brindarán al (a la) cliente(a) la mejor oportunidad de triunfar en la apelación.
 
Una vez que se hayan seleccionado las cuestiones, el (la) abogado(a) escribirá al (a la) cliente(a) explicándole cuáles son las cuestiones que él (o ella) tiene pensado plantear en la apelación. Si hay cuestiones que el (la) cliente(a) haya sugerido y que el (la) abogado(a) no piense que deberían plantearse, el (la) abogado(a) le dará al (a la) cliente(a) una explicación.
 
4.       El memorial
 
Una vez que se hayan escogido las cuestiones, el (la) abogado(a) redacta un memorial. Cada memorial experimenta un riguroso proceso de  corrección con uno de los abogados supervisores.
 
Acto seguido, se radica el memorial. Aproximadamente de dos a tres meses más tarde, y a veces más, la Fiscalía de Distrito radica un memorial en respuesta a nuestros alegatos. El (la) abogado(a) de Appellate Advocates enviará una copia de ese memorial de respuesta al (a la) cliente(a).
 
En algunos casos, es necesario responder con otro memorial. La decisión sobre si se debe radicar una respuesta corresponde al (a la) abogado(a) y depende de si el memorial de la Fiscalía de Distrito plantea o no alegatos nuevos o imprevistos.
 
5.       Alegato
 
Cada abogado(a) decide si son necesarios un alegato y una defensa orales en un caso individual. Cuando se alega un caso jurídico, el (la) abogado(a) de Appellate Advocates y un(a) abogado(a) de la Fiscalía de Distrito tienen cada uno(a) 10 minutos aproximadamente para presentar sus casos ante el tribunal. Una comisión de jueces de apelación escucha los alegatos y a menudo los jueces formularán preguntas a los abogados.  

Los alegatos están abiertos al público y tanto los clientes que no estén presos, como sus familiares y amigos, pueden asistir si así lo juzgaren conveniente. 

Los jueces no dictan fallos el día del alegato, sino más bien dictan fallos por escrito entre 3 semanas y varios meses después. 

6.       Fallo

Una comisión de jueces de apelación dicta un fallo para cada apelación. En contadas ocasiones, si los jueces de la comisión se encuentran divididos en dos facciones uniformes, se asigna un(a) juez adicional al proceso.

Si la apelación no tiene éxito, el (la) abogado(a) radicará una solicitud de permiso ante el Tribunal de Apelaciones. El Tribunal de Apelaciones es el tribunal de último recurso en el estado de Nueva York. Esta solicitud es una petición para que el Tribunal vea la apelación del (de la) cliente(a).